Blogia
BLOG AA. VV. Las Campas del Naranco

Las constructoras solicitan las primeras licencias para Las Campas-Paniceres

 

Las obras que unirán La Florida y Las Campas están ya ejecutadas en un 30%

Las obras de urbanización de Las Campas-Paniceres «avanzan en plazo», según confirmó una fuente de la junta de compensación. Ceyd, adjudicataria del contrato, «ha certificado ya el 30% de los trabajos» cuando se cumplen 8 meses, un tercio de los 24 previstos para las obras, de la entrada de las máquinas.


Los trabajos, tras culminar la mayor parte del movimiento de tierras, se centran ahora en los servicios. «Estamos ultimando el cambio del gaseoducto», señalan las mismas fuentes. Hidrocantábrico también tiene el visto bueno ya para desmontar casi 900 metros de tendido de alta tensión que afectaban al ámbito y sustituirlo por una línea subterránea de 1,5 kilómetros. Los trabajos de la eléctrica costarán 218.000 euros, más IVA.

Ceyd también ha superado otro de los puntos polémicos. Las estructuras del pontón que salvará el arroyo de Las Campas, cuyo entorno exigió preservar la CHC demorando el desarrollo para la redacción de un modificado del proyecto inicial, «ya están colocados en su sitio para permitir el avance del vial».

También hay avances en otros sentidos. Constructora Aramo ha sido la primera de las empresas participantes en el proyecto en solicitar licencia para sus 53 viviendas, que comercializa bajo el nombre de Nova Florida. La pionera destaca la cercanía a sus viviendas de la zona comercial y de varios equipamientos, entre ellos una escuela infantil que deberán construir y entregar al Ayuntamiento los promotores. Cerca, confirmaron las mismas fuentes, está también la solicitud de las primeras licencias de Caja Laboral, que se ha interesado ya por el depósito de avales necesario.

Las dos son minoritarias en un ámbito con 2.212 viviendas previstas y donde Residencial Las Campas y Vallehermoso llevan la voz cantante. Esta última, con solares para medio millar de pisos, prepara también la comercialización de sus primeros pisos para el mes de marzo.

 

Libre y protegida

La actividad ha vuelto a Las Campas-Paniceres después de años de parón. Diferencias entre las promotoras retrasaron un proyecto que no tomó impulso hasta 2006, al calor de la revisión del PGOU que autorizó 600 viviendas más. En principio, todas libres, pero la crisis llevó a las constructoras a plantearse acogerse a alguna figura de protección. Con la desaparición de las ayudas, la mayoría, confirma un promotor, optará por vivienda libre «a precio de protegida».

En cualquier caso, son buenas noticias para los vecinos de Las Campas y La Florida, más preocupados de la urbanización que de los pisos.

Hace siete años, los primeros vecinos se mudaron a Las Campas. A menos de medio kilómetro, se entregaban también los primeros pisos de La Florida. Ambos iban a quedar unidos por Las Campas-Paniceres. Todo se fue al garete en 2003. Vallehermoso presentó un proyecto de compensación que sumaba el 55% de los terrenos. Pocos días más tarde, Los Álamos, con intereses en Las Campas como parte de la promotora residencial del mismo nombre, presentó otro. Urbanismo se lavó las manos y no dio de paso ninguno. El proyecto quedó en un cajón para desesperación de los vecinos: el consultorio médico está en Las Campas; los supermercados o la iglesia, en La Florida. Llegar de uno a otro supone un rodeo de cinco kilómetros en coche. Durante siete años, ha sido la principal reivindicación de los residentes en la zona que protagonizaron varias protestas.

 

Noticia publicada en: elcomerciodigital.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres